sábado, 22 de noviembre de 2008

22 de noviembre, me siento en una silla incomoda colocada de forma imposible en mi zulo (porque no se le puede llamar habitación) e intento pensar si esto lo hago para desahogarme o solamente para malgastar mi tiempo. Ese tiempo que no empleo en nada, porque no tengo nada que hacer en esta asquerosa situación, una situación que no me gusta nada.
Tiro los apuntes encima de la cama, porque no logro concentrarme, cojo en portatil y comienzo a escribir porque creo que en momentos como este lo necesito.
Hablo con una amiga y antes de colgar me pongo a llorar, mierda, crei q aguantaría por lo menos hasta que ella no me oyera, y me pregunta qué me pasa pero yo no la se responder, es algo que no entendería, nadie lo entiende y yo no sé explicarlo. ¿por qué me tiene que pasar esto ahora? definitivamente soy gafe.
Quiero abrazar a alguien pero miro a mi alrededor y no encuentro a nadie, solo hay una cama deshecha y una maleta en el suelo asi que solo quiero coger esa maleta y largarme de aqui. Lo único que necesito es irme a mi casa, con la gente con la que de verdad quiero estar, pero ellos tampoco entenderían mi vuelta, ya que fui yo la que decidí ir a otra ciudad. Quería cambiar de ambiente, de gente, posiblemente cambiar mi vida, es decir, ser como soy y dejar la timidez y niñez a un lado, quizás definiendo mi estilo, disfrutando mi música internacional y vistiendo mis rayban pero al llegar aquí me di cuenta de que no pude realizar las cosas mas importantes de esa lista porque algo me lo impide. Quiero irme, irme de este asqueroso lugar donde predomina la apariencia y nadie es lo que dice ser.
La gente habla, cuenta y relata todas las experiencias de su nueva vida como estudiante universitario y sí todo el mundo coincide en que es lo mejor. Yo todavía la estoy esperando...pero no llega y me canso...estoy agotada de tanto esperar. Así que hablando con una amiga mía se me borra lo que estoy escribiendo mas las prácticas en un arranque de locura que le da al ordenador y me derrumbo de nuevo, ¿dos veces en un día?...ya es pasarse, no se lo que me pasa hoy. Pero ella es la única que me entiende, entonces me dice cosas que me hacen desvordarme y acabar de desahogarme. Me da "abrazos" desde la lejanía, me dice que esta orgullosa de mi por haber aguantado todo este tiempo...:
-animate, ¿vale? y si dices: ¿para qué? te diré: porque hay mucha gente que te quiere y hay que aguantar siempre, para que vean lo fuerte que eres.
Pero yo no soy fuerte...lo intento, y aparentemente puede que lo sea, igual que todas estas personas que aparentan ser felices, o ser alguien que nunca llegarán a ser. La gente no me ve llorar así que para ellos soy fuerte; fuerte y feliz.
"por ti sí que merece la pena vivir"...(te adoro marta)
Siento que no puedo mas, aunque parezca una exageración. Supongo que el decir tiempo al tiempo a mi me ha quedado antiguo porque el tiempo pasa y todo sigue igual. Pero no me queda otra opción que mirar al frente, con la cabeza alta y seguir mi camino, el camino que escogí hace mucho y del cual estoy segura de que llegaré al final.
Todo va a cambiar, hay que tener esperanzas...¿no?.

1 comentarios:

Sally dijo...

=)
Te quiero pequeña, mucho mucho mucho, a la que más!
Y eres fuerte, porque admites que lloras y sufres, otra gente es una débil xk va x ahi como si pudiera cn todo y es mentira, dspués se derrumban y son unos cobardes xk temen admitirlo.
Eres la persona más valiente que conozco, de verdad k sí

Asik aguanta, xk t lo mereces y xk puedes, aunk ahora pienses que no, sonriele a la vida, dile: jodete vida k puedo contigo!

Un abrazo enooooooooooorme desde la lejanía, que en dos semanas te podré dar de verdad



Te quiero =)